Buscan sancionar hasta con cárcel la difamación a través de redes sociales

La bancada de Dignidad y Democracia no solo ha presentado un proyecto de ley para aplicar pena de muerto en delitos vinculados en la seguridad ciudadana sino también para modificar el Código Penal.

El proyecto del exnacionalista Wilder Ruiz plantea que los ataques a las personas, vía medios virtuales como las redes sociales sea una forma agravada del delito de difamación.

“Se busca incluir, como forma agravada del delito de difamación, la utilización del Internet a través de blogs, redes sociales, correos electrónicos para la difusión de afirmaciones que atribuyan a una persona, un hecho, una cualidad o una conducta que puede perjudicar su honor o reputación”, reza el dictamen en su artículo 1.

Las sanciones

El congresista plantea que las penas para este delito sean de uno a tres años de pena privativa de la libertad y de 120 a 300 días-multa. Señaló que las redes sociales superan largamente a las capacidades de difusión de los medios tradicionales. Esta es la razón por la que Ruiz considera que debe ser considerado un delito agravado.

Reacciones

El presidente de la Comisión de Justicia, Juan Carlos Eguren, señaló a Gestión que cualquier modificación al nuevo Código Penal no será vista por su grupo de trabajo, sino directamente por el Pleno del Parlamento.

“Ningún proyecto vinculado al tema penal debe ser dictaminado en la comisión, ya hay el nuevo Código Penal y cualquier incorporación ya es en el ámbito del Pleno, ya hay un dictamen de nuevo Código Penal que ya se debate”, apuntó.

Regulaciones peligrosas Hay un antecedente sobre la sanción por difamación en las redes. Se trata de una normativa de hace relativamente poco tiempo en España que se ha dado sobre la misma temática y lamentablemente se está utilizando mal. Se usa como instrumento de censura o instrumento de persecución.

No era necesario desarrollar una normativa así en el Perú dado que nuestro Código Penal, en lo que corresponde a difamación, injuria y calumnia no hace diferencia alguna sobre el método o la tecnología ante este hecho, con lo cual hacer esto es simplemente redundar y darle una regulación por la tecnología.

Es un error conceptual considerar a la tecnología como un agravante por sí sola. Personalmente estoy contrario a un tipo de regulación de este tipo.

Fuente: Diario Gestión