Coronavirus: Redes de telecomunicaciones están proyectadas para un máximo de 80% de tráfico

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp

Con el aislamiento social para prevenir la expansión del coronavirus y la mayor permanencia de las familias en el hogar se ha dado un alza inusual en el consumo de las redes de telecomunicaciones, las cuales pueden llegar a colapsar si no se toman medidas de prevención.

A continuación explicamos en cinco claves lo que está sucediendo y cómo ponerle remedio.

1. La fibra no es elástica

Rafael Muente, presidente del Osiptel, indicó en un tuit que el Internet no funciona como la electricidad, que siempre llega la misma cantidad y puede servir para uno o 20 focos.

El Internet fluye en una red de fibra óptica compuesta de hilos en donde pasan todas las fotos, videos y memes. Es parecida a una carretera de capacidad limitada. Si hay muchos carros y la carretera no es muy ancha, pues los vehículos –o los mensajes– se atracan y no avanzan. Eso se traduce en personas que no pueden conectarse.

La infraestructura global de Internet en amenaza. (Redes sociales)

La infraestructura global de Internet en amenaza. (Redes sociales)

2. Previsiones máximas superadas

Las redes actuales funcionan usualmente con menos del tope de tráfico previsto por sus ingenieros, para evitar congestión. Ellos tienen previsiones para llegar a máximo un 80% de la capacidad de la red en cada zona, lo cual estaría siendo superado ahora con un mayor consumo de videos, señaló Alejandro Jimenez, ex gerente de Osiptel.

Para evitar un colapso en lo inmediato se necesita reordenar prioridades y no exceder el uso de videos de entretenimiento en horas laborales pico (más del 70% de la capacidad de la red responde al alza de tráfico solo en Netflix, según AFIN).

Estamos con un exceso de alrededor del 25% y si se concreta un alza del 50% del tráfico esto será crítico, advirtió.

3. Los móviles no son ilimitados

Actualmente, tenemos una cantidad de antenas móviles en una zona cubierta por 100 usuarios, que no suelen estar todos juntos al mismo tiempo. Por ello, se prevé un 70% de atención y se genera un patrón de consumo .

Es recomendable no usar todos los aparatos conectados a internet de manera simultánea.

Es recomendable no usar todos los aparatos conectados a internet de manera simultánea.

Si todos están usando sus celulares en simultáneo se salen del cuadro previsto y los usuarios empezarán a tener problemas para conectarse o recibir los mensajes a la velocidad adecuada.

4. Alternativas de solución no son inmediatas

Si los usuarios no somos prudentes tendremos problemas de conectividad que en esta situación de emergencia no son de solución rápida. Más inversiones en fibra óptica o nuevas antenas serían ideales para suplir otras tecnologías obsoletas en algunas zonas, pues tenemos déficit de infraestructura a nivel nacional, pero eso toma tiempo.

La alternativa satelital, muy usada en casos de emergencia como terremotos, también sería buena, pero no es un costo que los operadores asuman tan rápido. El camino, en medio de la emergencia, es el consumo prudente.

5. Mantenimiento escencial

Para evitar la paralización de los servicios no solo se necesita que los técnicos de los operadores de telecomunicaciones sigan activos, sino que puedan seguir importando los insumos necesarios para el mantenimiento de red, recuerdan desde la asociación Asiet. Sin ellos, explican, se puede llegar a descontinuar o fallar el servicio en algunas zonas.

Ponte en contacto con nosotros:

wydnex@wydnex.com